Separaciones matrimoniales: ¿Qué tipos hay y cómo se tramitan?

Elena
Elena
junio 8, 2022
matrimonio hablando con abogada de separaciones matrimoniales

Si deseas poner fin a tu matrimonio, puedes elegir entre separarte y divorciarte. ¡Espera! ¡¿No son lo mismo?! Pues no, así que hoy te contamos en qué consisten las separaciones matrimoniales, para que puedas distinguirlas de un procedimiento de divorcio.

¿Qué es la separación matrimonial?

Las separaciones matrimoniales suceden cuando un matrimonio decide dejar de convivir. Normalmente, se tratan de la antesala a un divorcio, pero basta con una reconciliación para que la separación no sea efectiva. Por su parte, un abogado de separación es aquel especializado en esta materia.

No confundir con separación de bienes. Ésta se trata de un régimen económico matrimonial por el que cada cónyuge gestiona su matrimonio de manera individual. Esto se acuerda en las capitulaciones matrimoniales, que consiste en las normas que rigen la relación económica de la pareja. A esto nos referimos cuando hablamos de matrimonio con capitulaciones.

Diferencias entre separación matrimonial y divorcio

Mediante la separación matrimonial, los cónyuges acaban su vida en común. Sin embargo, el vínculo matrimonial continúa existiendo. Por ello, no es lo mismo que un divorcio:

SEPARACIONES MATRIMONIALESDIVORCIOS
No se rompe el vínculo matrimonial.Se rompe el vínculo matrimonial.
No puedes casarte con un tercero.Sí te puedes volver a casar con otra persona.
Para reconciliarte, sólo hay que poner en conocimiento a un juez.La reconciliación implica contraer de nuevo matrimonio, tras la sentencia de divorcio, por la vía civil.

A día de hoy, la mayoría de los matrimonios optan por el divorcio.

Causas de separación matrimonial

En la actualidad, está consagrado el principio de libertad de los cónyuges. Por lo tanto, se eliminan las causas de separación. En otras palabras, sólo se necesita la voluntad de uno de ellos para no seguir con el matrimonio.

Aunque, en realidad, sí hay un requisito para las separaciones matrimoniales: que hayan pasado tres meses desde la boda. No obstante, no hace falta que transcurra este tiempo si se acredita peligro para la vida, la libertad y la integridad física, moral o sexual del demandante o de los hijos.

Tipos de separación matrimonial

Hay dos tipos de separaciones: la de hecho y la judicial. Ambas tienen repercusiones legales y patrimoniales, aunque ninguna disuelve el vínculo matrimonial:

Separación de hecho

Representa un posible paso al fin de la vida matrimonial, antes de iniciar el procedimiento judicial. No termina con el régimen económico del matrimonio, lo que puede acarrear futuros problemas.

Separación judicial

La separación legal implica presentar una demanda de separación y, posteriormente, una sentencia judicial. Así, el matrimonio se suspende legalmente. Desde entonces, la pareja podrá decidir sobre sus bienes de modo individual. Este trámite se puede desarrollar de mutuo acuerdo o por vía contenciosa:

Separación de mutuo acuerdo

Es el proceso más sencillo, breve y económico. Los cónyuges pueden compartir abogado matrimonialista y procurador. Para acceder a esta opción, sólo existen dos condiciones: 1) que haya pasado, al menos, 3 meses desde la boda (como ya dijimos) y 2) elaborar un convenio regulador con los acuerdos que haya alcanzado la pareja.

Separación matrimonial contenciosa

Si los cónyuges no llegan a un acuerdo, es el juez quien dictamina los términos principales de la separación. Por tanto, hablamos de un procedimiento más largo, caro y traumático.

La buena noticia es que, si durante la tramitación de este proceso judicial los cónyuges alcanzan un acuerdo, la separación puede volverse de mutuo acuerdo.

Descubre más sobre el procedimiento contencioso de separación o divorcio en nuestro blog.

Efectos de las separaciones matrimoniales

La separación conlleva la suspensión de la vida en común, aunque mantiene el régimen económico del matrimonio. No obstante, posee otros efectos jurídicos:

  • Interrumpe la presunción de paternidad. De acuerdo al Código Civil, los hijos nacidos tras la celebración del matrimonio (y antes de los 300 días posteriores a la separación) son hijos en común.
  • En caso de que haya hijos menores, la patria potestad la ejerce el progenitor que tenga la custodia. Aunque el juez puede otorgar un régimen diferente, como la custodia compartida.
  • Si fallece uno de los cónyuges, la expareja no tiene derecho de usufructo del tercio de mejora.
  • Las separaciones matrimoniales durante más de un año llevan a concluir la sociedad de gananciales. Si lo solicita uno de los cónyuges.
  • Empieza a regir el derecho y deber del régimen de visitas.
  • El cónyuge más perjudicado por la separación puede reclamar una compensación económica.

¿Aún no te queda clara la diferencia entre separación y divorcio? Tenemos un post en el que te explicamos cuál te conviene más.

Separación y reconciliación

Ya que la separación no acaba con el vínculo matrimonial, los cónyuges pueden reconciliarse, lo que pone fin a la separación y deja sin efecto sus resoluciones. Pero, para que la reconciliación resulte efectiva, la pareja debe poner al juez en conocimiento de manera individual.

Conclusión

Ahora ya conoces en qué consisten las separaciones matrimoniales. Si necesitas más información sobre las mismas o quieres iniciar la tuya, puedes hablar con nuestros abogados de mediación familiar.

Juriscentrum Abogado

Juriscentrum Abogado

Juriscentrum Abogados, es un despacho de abogados en Alcalá de Henares que cuenta con profesionales con amplia experiencia en todas las ramas del derecho y asesoría jurídica, capaces de ofrecer solución a todas tus dudas y consultas.

¿Necesita un Abogado en Madrid?, Nosotros le llamamos

Rellene el formulario y le llamaremos a la mayor brevedad posible.