M. I. González: “Contacté con El bufete, debido a que mi marido abandonó el domicilio conyugal teniendo a mi cargo dos hijos menores de edad.

Yo me encontraba en el paro y no tenía cómo darle de comer a mis hijos. Un familiar, me habló del despacho y me comentó que eran abogados que se implicaban mucho en temas de menores, siempre velando por el bienestar de los niños. Por lo que nos dieron cita y se procedió a interponer la demanda de medidas provisionales coetáneas al divorcio, debido a que era imposible contactar con mi marido, ya que había cambiado de teléfono y no estaba localizable. Conseguí averiguar el domicilio en el que se encontraba y con ello el juzgado le citó para la vista de medidas provisionales. Gracias a ellos, mis hijos tuvieron suspensión provisional antes del divorcio y pude darles de comer. Igualmente ellos me llevaron también el divorcio y he quedado muy contenta y satisfecha por el trabajo que han realizado. Les estoy muy agradecida por todo lo que han hecho por mí y por mis hijos. Son unos abogados muy cercanos.”

Comentarios