Cada caso de cada cliente, es un caso diferente. Concretamente vamos a explicar en caso de liquidación de gananciales de mutuo acuerdo concreto que se nos ha presentado recientemente:

Una vez el matrimonio disuelto, con una sentencia firme de divorcio, las partes acordaron liquidar gananciales aunque en ese momento no aclaraba los bienes a repartir entre uno y otro. Tras haber alcanzado un acuerdo al haber mantenido varias reuniones entre ambos así como con sus abogados, las partes poseían en común dos pisos Sin carga alguna y un chalet con una hipoteca la cual figuraban ambas partes. Por lo que se procedió a redactar el acuerdo en donde cada uno de ellos se adjudicó un piso sin cargas. La cuestión controvertida recaía sobre el chalet el cual figuraba una deuda a abonar en siete años. Ninguna de las partes deseaban adjudicarse dicho chalet por lo que finalmente el mismo se puso a la venta para así liquidar el chalet Y con la cuantía líquida restante, ambas partes se repartieron la misma. Por lo que se procedió a presentar dicho acuerdo de liquidación de gananciales en el juzgado adjunto alguna demanda de mutuo acuerdo en el cual cada parte se adjudicada uno de los pisos libre de cargas y parte de la cuantía Dineraria tras la venta del chalé y cancelación de la hipoteca. Hay que decir que los bienes, han de repartirse equitativamente para evitar cualquier tipo de problema con hacienda. Finalmente, el procedimiento finalizado exitosamente y ambas partes quedaron muy contentas y satisfechas por los resultados conseguidos tras las negociaciones y posteriormente la correspondiente liquidación.

Comentarios