Otro de los casos más curiosos, se nos ha dado cuando una de las partes poseía una serie de bienes y que la otra parte no tenía conocimiento alguno de los mismos y estos se consideraban como gananciales.

La parte la cual no tenía conocimiento alguno de una serie de bienes que su ex cónyuge poseían de extranjero y que los mismos se consideraban gananciales, procedió a ponerlo en conocimiento del juzgado y abrirse una investigación una vez interpuesto la formación de inventario a la otra parte.

Finalmente, se logró alcanzar un acuerdo sin pasar de la fase de formación de inventario. Por lo que los abogados, procedieron a redactar correspondiente acuerdo amistoso que ambas partes posteriormente firmarían. En el mismo, el ex cónyuge reconoció dichos bienes que poseían el extranjero y se incorporaron en el correspondiente en el correspondiente inventario.
Dicho acuerdo, fue ratificado por ambas partes y posteriormente se procedió a dictar la correspondiente resolución.
Una vez más, El despacho evitó la liquidación de gananciales vía contencioso, debido a que el procedimiento podría haber llegado a ser muy costoso A nivel económico, y su duración hubiera sido muy larga en el tiempo. Debido a que existían una serie de bienes en el extranjero que se consideraban gananciales y se hubiera complicado demasiado a la hora de investigar que vienes formaban parte de dicho inventario y valorar los mismos.

Comentarios