Abogados de divorcios y separaciones en Guadalajara

Abogados de Divorcios en Guadalajara
Juriscentrum es su bufete de abogados de divorcios en Guadalajara. Nuestra experiencia abarca más de 300 procesos de separación, tanto por la vía contenciosa como de mutuo acuerdo entre las partes.

Sabemos que la disolución de una pareja es un problema complejo para la familia, especialmente cuando hay menores de edad. Por eso, nuestros profesionales piensan especialmente en los niños, trabajando para conseguir una solución que favorezca su bienestar.

¿Por qué se produce el divorcio?

La demanda de divorcio llega cuando la pareja decide romper su vínculo de forma definitiva, sin posibilidad de retroceso. Merced a numerosos estudios interdisciplinares, se sabe que existen diversas circunstancias que, juntas, generan un mayor riesgo de que se produzca una separación definitiva.

Por otro lado, tanto el divorcio en sí mismo como las causas que lo han provocado, pueden tener un trasfondo psicosocial o jurídico.

Causas psicosociales del divorcio

El momento, así como los motivos, en los que se produjo la boda, pueden llevar implícitos un mayor riesgo de que haya un divorcio con el pasar del tiempo. Así, se consideran los principales motivos psicosociales y económicos del divorcio los siguientes:

  • Matrimonio excesivamente joven
  • Desempleo, problemas económicos y pobreza
  • Parejas y/o descendientes previos al matrimonio actual
  • Otros: higiene personal, problemas de  adicciones, hobbies extraños o muy caros, diferencias de opinión en cuanto a deportes, política o religión…

Por otro lado, la progresiva incorporación de  la mujer al mercado laboral y, en consecuencia, su mayor independencia económica y social, unido al cambio de rol que ésta ha desempeñado de forma tradicional dentro de la pareja, ha sido considerado causa de muchos divorcios.

Causas jurídicas del divorcio

Dependen directamente de la legislación de cada país, pero podemos destacar la bigamia y la poligamia, así como las enfermedades físicas o mentales, entre otras.

¿Qué ocurre cuando se pone  en marcha el divorcio?

El procedimiento varía sustancialmente en función de si se trata de una separación amistosa o de si se lleva a cabo por vía contenciosa.

El divorcio de mutuo acuerdo es el proceso más sencillo y económico, pero para conseguirlo ambos cónyuges deben estar de acuerdo a la hora de formalizar la disolución definitiva del matrimonio. Una demanda de divorcio firmada por los dos en el juzgado de Primera Instancia correspondiente suficiente para iniciar el proceso.

Aunque es suficiente que uno sólo de los integrantes del matrimonio decida que quiere disolver el vínculo, para que se considere de común acuerdo ambos deben aprobar el convenio regulador que se va a firmar. Es requisito que hayan transcurrido al menos 3 meses desde la celebración del matrimonio, excepto en casos de riesgo para la integridad física o moral de alguno de los cónyuges o de sus hijos.

Para iniciar un proceso de disolución del matrimonio, es necesario presentar una demanda firmada por abogado y procurador. En el caso de que se trate de  un proceso de mutuo acuerdo, ambos cónyuges pueden estar representados por los mismos abogado y procurador, lo que lógicamente reduce las costas.

Además, existe una opción más rápida, aunque más cara: si el proceso es de mutuo acuerdo y no existen hijos menores de edad, se puede formalizar el convenio regulador ante el secretario judicial o realizar una escritura pública del mismo ante notario.

Sin embargo, las medidas acordadas en cualquiera de los dos casos pueden ser modificadas posteriormente en ámbito judicial por un nuevo acuerdo que elimine el anterior.

Diferencias entre divorcio y separación

La principal diferencia entre divorcio o separación es que el primero es una disolución definitiva del vínculo, mientras que la segunda puede ser un hecho transitorio, es decir, una simple interrupción del matrimonio, que no se disuelve de forma definitiva.

En cualquier caso, para proceder al divorcio no es requisito previo una separación formal ni de hecho. Desde el año 2011, las cifras se van polarizando cada vez más, representando los divorcios en torno al 94% de las rupturas matrimoniales, mientras que las separaciones rondan el 6%.

Así, los miembros de una pareja separada no pueden volver a contraer matrimonio por separado, pues legalmente siguen casados entre sí. Esto no ocurre con el divorcio, cuyos miembros son libres de volver a  casarse, excepto en el caso de que el matrimonio hubiera sido canónico. En este caso, antes de proceder a una nueva boda por la iglesia, deben solicitar la nulidad eclesiástica.

En cuanto a sus consecuencias jurídicas, la separación interrumpe la convivencia e impide la vinculación de bienes materiales por parte de un miembro de la pareja sobre el otro. El divorcio, por su parte, extingue cualquier tipo de relación entre los miembros del matrimonio.

En el caso de que haya una reconciliación durante el proceso de divorcio, siempre y cuando sea antes de la sentencia definitiva, se puede extinguir el proceso y cualquiera de sus efectos, siempre y cuando la pareja lo comunique de forma expresa en el juzgado.

En este caso, todo lo acordado hasta el momento quedará sin efecto, excepto las medidas provisionales referentes a los hijos menores de edad, si hubiese causa justa. Además, en el caso de que se hubiese decretado separación de bienes antes de la reconciliación, no se restaurará el régimen económico del matrimonio, sino que se mantendrá el nuevo régimen.

Si la reconciliación llega después de la sentencia, los ex cónyuges deben volver a contraer matrimonio si desean estar casados.

Tipos de divorcio

Divorcio de mutuo acuerdo

Es el proceso más sencillo, económico y rápido, aunque requiere que ambos cónyuges estén de acuerdo en extinguir el matrimonio.

Para presentar la demanda es necesario el certificado literal de matrimonio, el certificado de nacimiento de los hijos y una propuesta de convenio regulador, que establece los puntos obligatorios que se deben regular: patria potestad, guardia y custodia, régimen de visitas de los hijos, pensión de alimentos, pensión compensatoria y liquidación de la sociedad.

Divorcio Express

Merced a la simplificación de los trámites para la obtención de la disolución del matrimonio, especialmente en el caso amistoso, se consigue una sentencia rápida y económica, lo que ha hecho que sea conocido como divorcio express.

Divorcio contencioso

Se lleva a cabo cuando uno de los cónyuges presenta de forma unilateral la demanda de divorcio contra el otro, sin que necesario que alegue causa justa.

En la demanda contenciosa se incluye: el divorcio, la asignación de la patria potestad, la asignación de la guarda y custodia de los hijos menores, el régimen de visitas, la pensión de alimentos (excepto en los casos de custodia compartida, en los que no procede), la pensión compensatoria y el uso del domicilio familiar.

En cualquiera de los casos, una vez celebrado el juicio el juez encargado dictará la correspondiente sentencia.

En Juriscentrum abogados, tras la experiencia de haber dedicado años a solucionar procedimientos matrimoniales, llegamos a la conclusión que la mejor solución al conflicto es conseguir tramitar el divorcio de mutuo acuerdo. Nuestros abogados en Alcalá de Henares le informarán detalladamente de todo el proceso.

Cuéntenos su caso y le llamamos. Imprescindible cita previa

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono *

Mensaje *

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.