Abogados de Divorcios y Separaciones

Divorcio de mutuo acuerdo

En Juriscentrum, trabajamos como abogados de divorcios en Alcalá de Henares y hemos resuelto con éxito más de 300 casos de divorcios contenciosos y de mutuo acuerdo. Somos conscientes de que son situaciones delicadas, por ejemplo cuando existen niños de por medio, y por eso trataremos de llevarlo de la forma más humana posible, para conseguir el mejor acuerdo que favorezca a los menores.

Causas del divorcio

Numerosas investigaciones han tratado de determinar las variables acerca de un mayor riesgo de divorcio. El divorcio, así como los factores que conllevan al mismo pueden ser por motivos psicosociales o jurídicos.

Psicosociales y económicas

Las más comunes son:

  • Un matrimonio a edad temprana
  • El desempleo de uno o los dos miembros de la pareja
  • La pobreza
  • La existencia e interferencia de parejas anteriores al matrimonio
  • La existencia de descendientes de otro matrimonio anterior

Otras vías de investigación apuntan a que una potencial causa en el incremento de los divorcios en nuestro país ha sido el cambio de roles en el matrimonio, ocurrido desde el momento en que la mujer comenzó a desarrollarse en el mercado laboral, debido a las posibilidades y oportunidades de la misma en lo referente a la educación.

Jurídicas

En lo referente a las causas jurídicas, según el ordenamiento jurídico dependiendo del país, pueden ser variantes, entre otras se pueden encontrar: la bigamia, determinadas enfermedades físicas o mentales, la violación de los deberes del matrimonio, el abandono malicioso del hogar, etc.

Cuéntanos tu caso y te llamamos. Imprescindible cita previa

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono *

Mensaje *

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

Pensión de alimentos

Abogados para Convenios reguladores

Pensión compensatoria

Otros efectos del divorcio

El Proceso de divorcio

El procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo es el más sencillo y económico y se lleva a cabo cuando ambos cónyuges están de acuerdo en extinguir el vínculo matrimonial.

Para iniciarlo, sólo se debe presentar la demanda de divorcio firmada por ambos en el Juzgado de Primera Instancia correspondiente al domicilio familiar o al de cualquiera de los cónyuges, si no residen juntos.

Será requisito suficiente que uno de los cónyuges no quiera seguir con el matrimonio, aunque para considerar el común acuerdo ambos deben estar de acuerdo en el convenio regulador que van a firmar. Además, salvo excepciones de riesgo para la integridad física o moral del cónyuge que solicita la separación o de sus hijos, deben haber transcurrido como mínimo tres meses desde que se celebró el matrimonio.

Para iniciar los correspondientes trámites del divorcio, no es imprescindible una previa separación judicial o la separación de hecho. Solo en aquellos casos en los que se pretenda interrumpir el matrimonio, se llevará a cabo la separación sin disolver definitivamente el mismo.

A partir del año 2011, los divorcios representan el 93,8 % de la quiebra matrimonial; en cambio las separaciones se redujeron al 6,5%.

¿En qué se diferencian la separación y el divorcio?

Podríamos decir que la diferencia principal entre la separación y el divorcio es que la primera no disuelve el vínculo matrimonial, simplemente interrumpe el matrimonio, por lo que no se podría volver a contraer matrimonio con otra persona. Con el divorcio, sin embargo, el vínculo matrimonial se disuelve, pudiendo los ex cónyuges contraer matrimonio civil con otras personas diferentes.

Cuando la separación es llevada a la vía judicial, la sentencia de separación interrumpe la vida común de los cónyuges, cesando incluso el poder vincular bienes al otro cónyuge, pero sin disolver el vínculo matrimonial.

Si el matrimonio se hubiera celebrado de forma canónica, en el caso de que se proceda al divorcio por la vía civil, se encontrarán imposibilitados para celebrar un nuevo matrimonio canónico con otra persona, a menos que se lleve a cabo la nulidad eclesiástica.

En el procedimiento de divorcio, siempre que curra con con anterioridad a dictar sentencia, se puede dar el caso que los cónyuges se reconcilien; en éste caso se extinguiría la acción del divorcio, siempre que ambos cónyuges lo comuniquen de forma expresa en el juzgado con la suficiente anterioridad.

En ese caso, ambos miembros de la pareja deberán notificarlo al juez para que el mismo proceda a dejar sin efecto lo que en su caso se acordase en su momento, a excepción de:

  • Las medidas provisionales o modificación de medidas adoptadas en lo referente a los hijos menores de edad en el caso que exista justa causa.
  • En base al artículo 1443 del CC, en el caso que se hubiera decretado separación de bienes con anterioridad a la reconciliación, no se restaura el régimen económico del matrimonio.

Si la reconciliación ocurre una vez que los ya ex cónyuges están divorciados, deberán contraer nuevamente matrimonio si así lo desean.

El divorcio única y exclusivamente, podrá acordarse por sentencia judicial y será efectivo en el momento en que la sentencia judicial adquiera su firmeza.

¿Cómo se inicia el procedimiento de divorcio?

Para iniciar el procedimiento de divorcio se deberá presentar una demanda firmada digitalmente tanto por abogado  como por el procurador.

El coste del procedimiento, así como la duración del mismo, variará en función de si se lleva a cabo de mutuo acuerdo o si se trata de un divorcio contencioso.

En el caso de que el procedimiento de divorcio se lleve a cabo de mutuo acuerdo, ambos cónyuges podrán ser representados por el mismo abogado así como el mismo procurador. Los gastos principales asumir, serán los honorarios del abogado y del procurador puesto que desde el 28 de febrero de 2015, las personas físicas estarán exentas del pago de cualquier tasa judicial.

Para concluir, hay que hacer hincapié en que es obligatoria la representación de los cónyuges por abogado y procurador.

Desde julio de 2015, cabe la posibilidad de llevar a cabo el procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo mediante la formación de un convenio regulador ante el secretario judicial o incluso realizar el mismo en escritura pública ante notario. Dicho procedimiento es más costoso pero más rápido que el judicial. Para realizarlo así, es imprescindible que el divorcio sea de mutuo acuerdo y que no existan hijos menores de edad.

En este caso, los cónyuges están obligados a prestar el consentimiento del mismo de manera privada y asistidos por un abogado. En este caso, la efectividad del divorcio se producirá en el momento de la manifestación del consentimiento por ambas partes otorgado en escritura pública. Las medidas adoptadas que hubieran sido acordadas ante el secretario judicial o bien por escritura pública podrán ser modificadas judicialmente por otro nuevo acuerdo que deje sin efecto el anterior.

Para llevar a cabo el procedimiento de divorcio, ambas partes deberán alegar el domicilio correspondiente de cada una de ellas.

En el caso de que se desconozca el paradero de alguna de las partes, se podrá llevar a cabo su localización solicitando de oficio a la policía que lleve acabo la averiguación correspondiente. En el caso de que las averiguaciones resultasen negativas, la notificación se realizará por edicto, siempre que la otra parte así lo solicite.

Una vez averiguado el domicilio, el emplazamiento se realizará en persona; en el caso de no encontrarse en el sitio, se entregará la citación a quien se encuentre en el domicilio en cuestión.

En el caso en el que demandado se encuentre pero no desea recibir citación alguna, el oficial o secretario habilitado procederá a la amonestación, poniendo en su conocimiento que la cédula de citación se encuentra en la secretaría del juzgado, por lo que se da por hecho la comunicación.

En la actualidad, la ley refuerza la obligación de presencia personal de ambas partes, así como da por admitidos los hechos alegados por la parte compareciente de cara a fundamentar sus peticiones acerca de las medidas definitivas en lo referente a los bienes patrimoniales.

Los documentos imprescindibles para presentar la demanda son:

  • Certificado literal de matrimonio.
  • Certificado de nacimiento de los hijos.
  • Propuesta de convenio regulador.

Una vez dictada la sentencia en los procedimientos de separación y/o divorcio, la parte que se encuentre en desacuerdo con la misma, podrá interponer recurso de apelación ante la correspondiente Audiencia Provincial.

El juez acordará de oficio la comunicación de la sentencia definitiva de separación, divorcio o nulidad al correspondiente Registro Civil.

Los acuerdos adoptados en sentencia judicial podrán ser modificados judicialmente en el momento en que se alteren sustancialmente las circunstancias de cualquiera de las partes implicadas.

Tipos de divorcio

Existen tres tipos de divorcio en función de cual sea la relación entre los cónyuges. En la actualidad, en Juriscentrum somos especialistas en divorcios y hemos tenido éxito en la mayoría de los casos a los que nos hemos enfrentado.

Divorcio de mutuo acuerdo

El procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo es el proceso más rápido, económico y sencillo. Una de las ventajas a diferencia del procedimiento contencioso, es que no es necesario celebrar vista alguna; única y exclusivamente basta con la presentación de la demanda adjuntando el convenio firmado por ambas partes para que, con posterioridad, dicho convenio sea ratificado por los cónyuges.

Por el contrario, el divorcio contencioso es bastante más duradero en el tiempo, así como desagradable y costoso para ambos. En este caso, es necesaria la asistencia a la vista y cada parte llevará consigo a un abogado y procurador en su representación.

Los documentos imprescindibles para presentar la demanda son:

  • Certificado literal de matrimonio.
  • Certificado de nacimiento de los hijos.
  • Propuesta de convenio regulador.

En el caso de que en un procedimiento de mutuo acuerdo una de las partes no acude a la ratificación del convenio regulador, se acordará inmediatamente el archivo de las actuaciones, a no ser que exista una causa justificada, en ese caso, se citarán nuevamente a las partes para ratificarse en el mismo.

El convenio regulador de Mutuo acuerdo

El convenio regulador es imprescindible a la hora de la presentación de la demanda de divorcio de mutuo acuerdo.

En el convenio deben incluirse una serie de puntos obligatorios a regular tales como:

  • Patria potestad: en la etapa en la que los descendientes del matrimonio son menores de edad, ambas partes tienen una gran variedad de derechos y obligaciones hacia los menores tales como: sustentar a los menores, protegerlos, educarlos… Pues bien, se denomina patria potestad a los derechos y obligaciones que poseen los padres hacia sus hijos. Como norma general, la patria potestad le corresponderá a ambos progenitores en conjunto salvo otro acuerdo por parte de los progenitores o bien se decida judicialmente lo contrario.
  • Guarda y custodia: se podrá establecer compartida por ambos progenitores o por uno sólo.
  • Uso de la vivienda conyugal: como norma general, suele atribuirse a aquel progenitor que posee la guarda y custodia del menor o menores.
  • Régimen de visitas: será fijado por acuerdo entre los progenitores. En este punto se incluye la comunicación, estancia… siempre recogiendo en el convenio la hora y el lugar de entrega y recogida. En éste punto se incluyen las vacaciones de Navidad, de verano, Semana Santa y los fines de semana que los descendientes menores de edad pasarán con sus progenitores.
  • Pensión de alimentos: será obligatoria la fijación de la pensión de alimentos para los hijos menores de edad así como los mayores de edad dependientes económicamente de sus progenitores (los que se encuentren estudiando en la universidad, etc.). Cuando hablamos de custodia compartida de los hijos, no se fija pensión alguna a excepción de los gastos extraordinarios que serán abonados a medias.
  • Pensión compensatoria: se define como la compensación al otro cónyuge por generar el divorcio un desequilibrio económico respecto del otro cónyuge. Puede tener un carácter limitado en el tiempo o indefinido, dependiendo de factores tales como: la edad, la dedicación a la familia, la profesión…
  • Liquidación de la sociedad: se puede dar el caso en que ambos cónyuges decidan liquidar la sociedad económica, es por lo que se procede a incluir en el convenio un inventario de la totalidad de los bienes así como la adjudicación de los mismos.

Con posterioridad, los cónyuges, serán citados en el juzgado para ratificar el convenio. El juez, procederá a examinar el contenido del convenio para comprobar que el mismo es conforme a derecho y, finalmente, se emitirá la correspondiente Sentencia Judicial, la cual será notificada a las partes.

Se puede dar el caso de que el juez no apruebe el convenio regulador, por lo que se concedería un plazo máximo de diez días para modificar dicho convenio y presentarlo en el Juzgado.

Si existen hijos menores, el juez solicitará al Ministerio Fiscal un informe. Existen casos en los que se puede llamar a los hijos menores para ser escuchados por el Juzgado, siempre y cuando los niños sean mayores de 12 años.

Divorcio Express

En la actualidad, se ha simplificado de manera importante los trámites para que las partes obtengan la sentencia de divorcio, sobre todo para aquellos matrimonios que lo solicitan de manera amistosa. Su carácter rápido y económico hizo que se le conociera como divorcio Express.

Divorcio contencioso

El procedimiento de separación o divorcio contencioso se encuentra recogido y regulado en el artículo 769 de la LEC donde se expone que uno de los cónyuges podrá presentar una demanda de divorcio contencioso contra el otro cónyuge; en la demanda, tendrá que explicar el por qué desea divorciarse, siendo innecesario alegar justa causa, solicitando así sus pretensiones, así como regularizar su situación familiar tras el divorcio.

En resumen, en la demanda de divorcio contencioso se solicita:

  • El divorcio, qué es el principal motivo de la demanda.
  • Asignación de la patria potestad, en el caso de que en el matrimonio existan hijos menores de edad. Lo habitual es que la patria potestad la ejerzan ambos progenitores.
  • Asignación de la guarda y custodia de los hijos menores de edad, que puede ser para ambos progenitores ( guarda y custodia compartida) o a favor de uno sólo de los cónyuges, dependiendo de las circunstancias personales y profesionales de cada cónyuge. A día de hoy, lo habitual es disfrutar de una custodia compartida de los menores.
  • Régimen de visitas de los hijos a favor del cónyuge no custodio.
  • Pensión de alimentos en el caso en que los hijos sean dependientes económicamente de sus progenitores.
  • Para solicitar una cuantía económica de pensión de alimentos, hay que justificar la misma con documentos que lo acrediten tales como gastos de los menores en cuanto a ropa, colegio, actividades extraescolares…
  • En el caso de que se diera la custodia compartida, no es necesario fijar pensión de alimentos alguna a excepción de los gastos a medias tales como libros del colegio, dentista, clases extraescolares…
  • Pensión compensatoria: se define como la compensación económica que realiza un cónyuge a favor del otro tras haberse producido un desequilibrio económico tras el divorcio, teniéndose en cuenta los años de dedicación exclusiva al hogar así como a la familia.
  • Uso del domicilio familiar: es una de las medidas que debe adoptarse en el divorcio. Por norma general, es atribuida al cónyuge custodio de los menores hasta que los mismos sean independientes económicamente de sus progenitores.
  • Presentada la demanda en el Juzgado, será admitida a trámite y se emplazará al cónyuge demandado.

En el caso en que los cónyuges alcancen un acuerdo a lo largo de la tramitación del proceso de divorcio contencioso, el mismo podrá transformarse en un proceso de mutuo acuerdo, poniendo en conocimiento del juzgado dicho acuerdo por medio de un escrito adjuntando el convenio regulador.

Si, por el contrario, se inicia el procedimiento de divorcio se inicia de mutuo acuerdo y una de las partes no se ratifica en el convenio regulador aportado, automáticamente el procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo será archivado, debiendo iniciar así el procedimiento de divorcio contencioso.

Contestación de demanda en divorcio contencioso

Llegados a éste punto en donde la demanda se le ha notificado al cónyuge demandado, tendrá un plazo de 20 días hábiles para contestar la misma, así como alegar los puntos en los que se encuentra conforme con la parte demandante y aquellos en los que se muestra disconforme e igualmente solicitar lo que desee.

Hay que señalar que tanto la demanda presentada como la contestación de la demanda, deben ir firmadas por abogado y procurador, debiendo justificar todo lo que ambas partes solicitan, así como explicar el por qué de lo que se solicita.

Tras contestarse a la demanda por la parte demandada, el Juzgado admitirá a trámite la contestación y fijará una fecha y hora para la celebración de la vista de divorcio contencioso donde ambas partes, con sus respectivos abogados, defenderán lo que solicitan e, igualmente, aportarán las pruebas necesarias tales como documentos, informes, facturas, gastos, testigos, etc…

Resumen del procedimiento de un divorcio

El cliente contacta con Juriscentrum para una primera valoración. Se le da cita en el despacho para así valorar su caso en particular.

En el caso de ver viabilidad en el procedimiento una vez estudiado todo, se contempla en primer lugar el divorcio de mutuo acuerdo, debido a que es un procedimiento más sencillo y menos desagradable para ambas partes, sobre todo mirando siempre por el cliente y por el bien de los menores en el caso de haberlos.

A continuación, nos ponemos en contacto con la otra parte para tratar de llegar a un entendimiento y evitar la vía judicial, puesto que un divorcio de mutuo acuerdo es mucho menos costoso para ambas partes.

En el caso de conseguir llegar a un acuerdo, las partes procederán a reunir una serie de documentos que posteriormente serán aportados en la demanda de divorcio de mutuo acuerdo. Paralelamente, se procede a redactar el convenio regulador que junto con los documentos requeridos a las partes, se aportarán en la demanda de divorcio de mutuo acuerdo.

Una vez finalizado el convenio regulador, las partes se reúnen en el despacho para firmarlo y, a continuación, presentarlo en el juzgado y ratificarlo ante el secretario judicial.

En el caso de no llegar a un acuerdo amistoso, se cita nuevamente al cliente en el despacho para explicarle los pasos a seguir en el procedimiento de divorcio contencioso.

El mismo se inicia, con una demanda de divorcio contencioso en el juzgado que por turno corresponda. En la demanda de divorcio se expondrán todos los hechos, adjuntando los documentos necesarios para aprobar los mismos. Con posterioridad, se le dará traslado a la parte demandada para que la conteste.

En el caso en que existan hijos menores de edad, en la demanda se solicitarán las correspondientes medidas provisionales. Una vez contestada la demanda por la parte demandada, el juzgado citará a las partes para una primera vista acerca de las medidas provisionales, en donde se dictará un auto de medidas provisionales, para posteriormente volver a citarlas para el juicio principal de divorcio.

Una vez celebrado el juicio de divorcio, el juez procederá a dictar la correspondiente sentencia.

En todo el procedimiento, tanto si es un divorcio de mutuo acuerdo como un divorcio contencioso, Juriscentrum abogados velará por los intereses del cliente así como, y a nuestro parecer lo más importante, por los intereses de los menores de edad en el caso de que existan hijos en el matrimonio.

Estaremos encantados de poder atenderle y llevar a cabo su divorcio, ofreciéndole la total confianza, cercanía, dedicación y esfuerzo por conseguir los resultados esperados.

Preguntas frecuentes sobre divorcios

¿Qué tipo de abogado lleva un divorcio?

Los abogados de familia, también conocidos como matrimonialistas, son los profesionales especializados en todo lo relacionado con el derecho matrimonial y los divorcios.

¿Cómo tramitar un divorcio?

Para tramitar un divorcio de mutuo acuerdo es necesario que ambas partes firmen y presenten la demanda de divorcio en el Juzgado de Primera Instancia correspondiente. Además, ambas partes deben alegar su nuevo domicilio y es necesario presentar distintos documentos: certificado literal de matrimonio, certificado de nacimiento de los hijos y la propuesta de convenio regulador.

¿Qué diferencia hay entre divorcio y separación?

La separación no disuelve el vínculo matrimonial, simplemente lo interrumpe y hasta no obtener el divorcio ninguna de las partes puede volver a casarse; por su parte, el divorcio supone la ruptura total de ese matrimonio.

¿Qué tipos de divorcio hay?

Según la relación que exista entre los cónyuges podemos encontrar tres tipos de divorcio: de mutuo acuerdo, express o contencioso.

¿Que es un divorcio contencioso?

El divorcio contencioso es el que se produce cuando los cónyuges no se han puesto de acuerdo para la disolución del matrimonio.

¿Cómo funciona el divorcio express?

El divorcio express agiliza todos los trámites para que este procedimiento sea mucho más rápido y llevadero. Para ello, se debe contactar con un abogado y un procurador, que el magistrado redacte el convenio regulador y tenga poder notarial, presentar la demanda junto a la documentación y el convenio regulador, ratificar la de divorcio y esperar a que el juez dicte sentencia.

¿Cómo divorciarse en España siendo extranjero?

Para que un matrimonio extranjero pueda divorciarse en España es necesario que se cumplan alguno de los siguientes requisitos:

  • Residencia habitual de los cónyuges.
  • Uno de ellos sigue viviendo allí.
  • Residencia habitual de alguno de los cónyuges.
  • Si uno de los demandantes ha residido en esa vivienda durante, al menos, un año antes.

¿Cómo se calcula la compensación económica en un divorcio?

Para calcular la compensación económica en un divorcio es necesario analizar diversos aspectos: duración y vida común del matrimonio, situación patrimonial de ambos, buena o mala fe, edad y estado sanitario del beneficiario, situación del beneficiario, cualificación profesional y posible acceso al mercado laboral del demandante.

Ambas partes pueden establecer la cantidad a pagar y la forma de pago; aun así, si no existe acuerdo será un juez quien determine esta compensación económica.

Como abogados de divorcios en Alcalá de Henares, llevamos numerosos tipos de procedimientos tales como:

  • custodias
  • custodias compartidas
  • divorcios contenciosos
  • divorcios de mutuo acuerdo
  • liquidación de ganancia.

Casos de éxito en Divorcios

Os dejamos algunos casos de éxito que hemos ido recopilando en divorcios de clientes reales que han conseguido buenos resultados en sus respectivos juicios donde estuvieron representados por Juriscentrum.

Zonas donde llevamos divorcios

Escortpormadrid