Abogado de divorcio y separación en Azuqueca de Henares

Abogados de Divorcios en Guadalajara
Somos un bufete de abogados especializados en divorcios que ofrece servicios en Azuqueca de Henares. Contamos con una gran experiencia en divorcios, tanto de mutuo acuerdo como contenciosos.

Nos caracterizamos por hacer que el proceso sea amistoso y rápido. Sabemos que un divorcio suele representar un conflicto, sobre todo cuando existen hijos menores de por medio. Por eso, te brindamos asesoría para que este no resulte un problema.

¿Por qué se produce el divorcio?

Son muchos los motivos para que un matrimonio decida formalizar una ruptura. Para dar inicio al proceso de divorcio, hay que introducir una demanda que represente la formalización del inicio de dicha ruptura.

Las causas pueden variar. Estas pueden ser problemas psicosociales o jurídicos que obliguen a la pareja a finalizar la relación.

Causas psicosociales del divorcio

El motivo por el cual una pareja contrajo matrimonio puede ser determinante para la ruptura del mismo. Los casos de matrimonio por decisiones apresuradas o por beneficios económicos suelen ser influyentes para el fin de una relación de pareja.

Causas jurídicas del divorcio

La legislación de cada país es diferente, por lo tanto estas causas suelen variar en cada lugar. La bigamia o la poligamia es ilegal en algunos países, por lo que tal cosa representaría una causa necesaria para proceder a un divorcio.

¿Qué ocurre cuando se pone en marcha el divorcio?

Las características del divorcio pueden variar dependiendo de las circunstancia de la ruptura, si este es amistoso cambia el panorama del proceso.

Hay divorcios de mutuo acuerdo que resultan ser más sencillos y económicos, pero para que este sea posible, es necesario que la ruptura sea amistosa por parte de ambos miembros de la relación.

La demanda de divorcio firmada por ambos cónyuges en el juzgado de Primera Instancia es suficiente para iniciar el proceso.

Para dar inicio a una demanda de divorcio es necesario que esta esté firmada por un abogado y un procurador.  Si se trata de un divorcio de acuerdo mutuo, ambos cónyuges pueden tener los mismos representantes legales, lo cual hace el proceso más económico.

Una opción eficaz, rápida pero menos económica es formalizar el convenio regulador ante el secretario judicial o incluso realizar una escritura pública ante un notario. Para esto, es requisito que el divorcio sea de acuerdo mutuo y no haya hijos menores en común.

Cualquier medida acordada en cualquier caso de divorcio puede ser alterada por un acuerdo nuevo posteriormente en el ámbito judicial.

Diferencias entre divorcio y separación

La principal diferencia es que el divorcio representa una ruptura definitiva y legal entre una pareja, mientras que una separación es apenas una interrupción del matrimonio sin consecuencias legales que no está resuelta de manera definitiva.

La separación tiene desventajas, ya que si uno de los miembros de la pareja desea casarse de nuevo con alguien más, no podría hacerlo. Es por esto que solo un 6% de la población ha acudido a esta modalidad desde el 2011.

El divorcio rompe los vínculos legales entre las dos personas de manera definitiva, por lo tanto ambos cónyuges son libres de contraer matrimonio nuevamente una vez dictada la sentencia de divorcio.

La separación solo rompe la convivencia y no la vinculación de bienes materiales por parte de uno de los cónyuges sobre el otro. El divorcio sí anula cualquier tipo de relación entre los pares.

Si se trata de un matrimonio eclesiástico, la pareja debe solicitar nulidad eclesiástica para romper el vínculo. Este es un proceso ajeno al ámbito legal, de manera que no es necesaria la intervención de un abogado.

Si la pareja decide reconciliarse, se puede anular el proceso de divorcio y todos sus efectos excepto las medidas provisionales referentes a hijos menores de edad.

El proceso puede ser interrumpido antes de la sentencia definitiva. Sin embargo, no se puede anular una medida de separación de bienes si esta fue decretada antes de la decisión de anular el proceso. No es posible una restauración del régimen económico anterior.

En caso de que la pareja decida reconciliarse después de decretada la sentencia de divorcio, esta debe contraer matrimonio nuevamente.

Tipos de divorcio

Divorcio de mutuo acuerdo

En este proceso ambos cónyuges deben estar de acuerdo para dar inicio a la formalización de la ruptura. Es rápido, sencillo y económico.

Para iniciar este tipo de divorcio es necesario tener a la mano el certificado literal de matrimonio, el certificado de nacimiento de los hijos y una propuesta de convenio regulador.

Divorcio Express

Este proceso es rápido, ya que los trámites son más simples y requiere menos esfuerzo. Para este tipo de divorcio es requisito que la pareja tenga al menos tres meses de casados y que no existan hijos menores en común.

Divorcio contencioso

Se realiza cuando solo uno de los cónyuges procede con la demanda de divorcio. Este proceso suele ser mucho más costoso y problemático, pero termina en la misma resolución que un divorcio de acuerdo mútuo. El juez es el que toma la decisión última.

Nuestra empresa tiene experiencia en todos estos tipos de divorcio. Por lo tanto ofrecemos la orientación más adecuada para cualquiera que sea el caso. Contamos con profesionales que se encargan de todo el proceso en todo momento.

Contáctanos, estamos para brindarte seguridad en un momento tan delicado como lo es un divorcio.

En Juriscentrum abogados, tras la experiencia de haber dedicado años a solucionar procedimientos matrimoniales, llegamos a la conclusión que la mejor solución al conflicto es conseguir tramitar el divorcio de mutuo acuerdo. Nuestros abogados en Alcalá de Henares le informarán detalladamente de todo el proceso.

Cuéntenos su caso y le llamamos. Imprescindible cita previa

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono *

Mensaje *

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.