Abogado de divorcio en Loeches

Abogados de Divorcios en Guadalajara
Nuestros profesionales en Juriscentrum abogados pueden proporcionarle la solución a los problemas que resultan de procesos de separación, a través de las vías más concretas y beneficiosas para nuestros clientes. Nuestros expertos en Loeches están para usted.

¿Por qué se produce el divorcio?

Enfrentarse a una demanda de divorcio implica romper el vínculo matrimonial que une a un par de cónyuges, haciendo que estos se enfrenten a varios procedimientos legales para asegurar que dicha separación se haga sin posibilidad de retroceder.

Las razones por lo cual esto ocurre son sumamente variadas, hablamos de que dentro de la dinámica de una pareja suelen haber motivaciones psicosociales o jurídicas que los empujen a tomar la decisión de resolver la separación definitiva de su relación.

Causas psicosociales del divorcio

Usualmente se empiezan a generar si el motivo o el momento en el cual se lleva a cabo el matrimonio no son los más indicados, o si una de las partes no se siente completamente convencida de realizarlo, estos problemas se prolongan en la relación. También puede ser:

  • Discrepancia persistente en cuanto a la forma de llevar un hogar.
  • Problemas económicos recurrentes y prolongados, debido a mala administración de los fondos familiares o falta de empleo fijo previos al matrimonio.
  • Otros: aspectos cotidianos de la vida de un individuo, como su higiene personal, hobbies, problemas de adicciones, discrepancia de ideologías, etc.

Por otro lado, podemos nombrar causas más complejas como la exigencia de una de las partes a que la otra cumpla con roles de género estereotipados como la manutención del hogar enteramente de parte del hombre o la labor de ama de casa para la mujer.

Causas jurídicas del divorcio

Son aquellas que entran en relación cercana con las legislaciones de cada país, es decir, lo que este prohíbe que se de en un matrimonio desde el aspecto legal como por ejemplo la bigamia o poligamia o la violencia doméstica. Entran en este campo algunas enfermedades.

¿Qué ocurre cuando se pone en marcha el divorcio?

Lo primero que va a determinar el rumbo que tomará tu proceso de divorcio será la forma en que decidan hacerlo, que puede ser contencioso o amistoso.

El divorcio amistoso o de mutuo acuerdo es el más sencillo de llevar a cabo y el más económico también, este se puede realizar cuando ambos cónyuges están de acuerdo con la separación de forma que ambas partes colaboran para la realización de los procesos.

Para formalizar la disolución definitiva del vínculo matrimonial se requiere que se realice una demanda de divorcio, la cual debe estar firmada por ambos cónyuges en el juzgado de Primera Instancia correspondiente.

Tomar la vía contenciosa se trata de cuando solo una de las partes desea el divorcio, y se requiere de varios procedimientos para que la otra persona acceda a firmar la demanda de divorcio y este se celebre. Como es de esperar este conlleva más tiempo, esfuerzo y dinero.

Como regla general se estipula que debe existir un mínimo de tres meses de celebrado el acuerdo matrimonial para que se pueda solicitar el divorcio, esto siempre y cuando una de las partes no se vea afectada física o moralmente por parte de su conyugue.

Independientemente de qué vía se tome para comenzar el proceso de disolución del matrimonio, sea la contenciosa o amistosa, este dará inicio una vez que se presente la demanda firmada por un abogado y un procurador.

Este aspecto es al que nos referimos cuando decimos que una disolución de mutuo acuerdo puede facilitar y economizar el procedimiento a la pareja, ya que de ser este el caso ambos podrían usar el mismo abogado para todo el proceso.

Diferencias entre divorcio y separación

En primer lugar su diferencia es legal. El divorcio te garantiza cortar de una vez por todas todos los vínculos que tienes con tu cónyuge ante la ley, y por ende es una separación definitiva, mientras que la separación se ve más como un proceso transitorio.

Mientras que una persona divorciada es libre de volver a casarse con otra persona, una persona que está separada no lo tiene permitido, ya que ante los ojos de la ley estaría incurriendo en la bigamia, pues el lazo matrimonial aún no se ve roto.

Lo que si puede dar la separación como ventaja a nivel legal es la interrupción de la convivencia y el impedimento a que se sigan vinculando bienes materiales de una pareja a la otra.

Tipos de divorcio

Podemos hablar de tres tipos de divorcios que existen, la modalidad que se usará dependerá enteramente de la relación de los conyugues:

Divorcio de mutuo acuerdo

Es la vía más sencilla que se puede tomar para culminar un matrimonio de forma amistosa, es por ello que se requiere que ambas partes estén de acuerdo y dispuestas a llegar a concesiones para finalizar la unión, en especial respecto a la custodia de los hijos.

Para iniciar esta modalidad del proceso de divorcio se requerirán algunos documentos que serán consignados junto con el convenio y la demanda firmada por ambas partes, tales son: presentar el certificado literal de matrimonio, una propuesta de convenio regulador y el certificado de nacimiento de los hijos.

El convenio regulador será importante y es el que más tiempo puede llevarse para llegar a un acuerdo, este contiene campos tales como la custodia de los hijos , la guarda y custodia, el régimen de visitas, la pensión de alimentos, la pensión compensatoria y liquidación de la sociedad.

Divorcio Express

Es llamado de esta forma porque es la solución más rápida, además de sencilla y económica, para celebrar un divorcio. Se apresuran todos los trámites para que en cuestión de muy poco tiempo el proceso esté culminado con facilidad.

Divorcio contencioso

Consiste en la presentación de la demanda de forma unilateral, es decir, solo uno de los conyugues actúa en contra del otro en la petición de la disolución del matrimonio, teniendo o no una causa justificable.

Al contrario de la otra modalidad de divorcio, el contencioso implica un desgaste de capital, tiempo y esfuerzo por ambas partes, aunque resulta el más duradero de todos. Ambos conyugues deberán presentarse a vistas regulares, a las cuales deben asistir junto con su respectivo abogado y procurador.

Pese a ser un proceso más complicado y arduo llega al mismo fin que una disolución amistosa, esto quiere decir que se celebran los acuerdos de asignación de custodia de hijos menores de edad, el régimen de visitas, las pensiones y el resto de responsabilidades que implica un divorcio amistoso.

En Juriscentrum abogados, tras la experiencia de haber dedicado años a solucionar procedimientos matrimoniales, llegamos a la conclusión que la mejor solución al conflicto es conseguir tramitar el divorcio de mutuo acuerdo. Nuestros abogados en Alcalá de Henares le informarán detalladamente de todo el proceso.

Cuéntenos su caso y le llamamos. Imprescindible cita previa

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono *

Mensaje *

He leido y acepto la Política de Privacidad