Medidas provisionales

Medidas provisionales y definitivas

En Juriscentrum siempre velamos por el bienestar de nuestros clientes y sabemos los problemas que esto puede suponer, sobre todo cuando hay menores de por medio.

Medidas Provisionales

Se definen como una serie de medidas solicitadas por el cónyuge el cual presenta la demanda de divorcio y que las mismas se encuentran previstas en la Ley y son adoptadas por el Juzgador.

Dichas medidas, pueden solicitarse con anterioridad a la demanda de divorcio o en la misma demanda de divorcio y que el Juzgador las adoptará una vez que la de demanda haya sido interpuesta.

La función que cumplen las medidas provisionales previas al divorcio, es la de regularizar la situación de los hijos del matrimonio, se incluye también una pensión de alimentos provisional, la atribución del domicilio familiar… siendo el Juzgador quien adopte dichas medidas.

El artículo 104.2 del Código Civil, establece que las medidas provisionales que se hayan tomado seguirán vigentes siempre y cuando dentro de los 30 días siguientes, se presente la correspondiente demanda de divorcio por la parte que solicitó las mismas.

Presentada la solicitud de las medidas provisionales por una de las partes, el Juez procederá a citar a los cónyuges así como a los hijos y al ministerio fiscal en una comparecencia en los diez días siguientes.

Siempre la parte demandada, deberá ir asistido de abogado y procurador.

Una vez presentes en la comparecencia, las partes intentará llegar a un acuerdo acerca de las medidas que se van a adoptar y a falta del mismo, será el Juzgador quien decida al respecto.

En la comparecencia, se practicarán igualmente las pruebas necesarias para acreditarse los hechos que ambas partes alegan y así dar fundamentación a sus peticiones en cuanto a las medidas de carácter patrimonial.

En el caso de que se presente la imposibilidad de practicarse alguna prueba, el Juez, fijará una fecha para que sea posible practicar la misma.

Una vez escuchadas a las partes así como se hayan practicado la totalidad de las pruebas, el Juez procederá a dictar un Auto sin posibilidad de recurso alguno.

  1. Dentro de las medidas que se podrán solicitar y que el juez podrá acordar se encuentran las siguientes:
    En primer lugar, primará el interés de los hijos en donde los cónyuges quedarán sujetos a la patria potestad, tomando así las decisiones apropiadas siempre acorde a lo establecido en el código civil.
    El cónyuge que no se encuentra ejerciendo la guarde custodia, tendrá el deber de velar por los intereses de sus hijos e igualmente, se podrá comunicar en todo momento con ellos así como tenerlos en su compañía.En el caso en el que pueda existir algún riesgo relativo a la sustracción del menor. Por cualquiera de las partes o incluso por alguna tercera persona, se adoptarán las medidas pertinentes y en particular:

    1. se podrá solicitar la prohibición de la salida del territorio nacional al menor, salvo autorización judicial.
    2. prohibición para solicitar el pasaporte al menor o retirada del mismo, en el caso de que dicho pasaporte se hubiera expedido.
    3. se solicitará a la pertinente autorización judicial en el caso de un cambio del domicilio del menor de edad.
  2. Se podrá determinar, cuál de los cónyuges continuará con el uso Y disfrute de la vivienda familiar, previa inventario es decir que vienes y objetos de la ajuar continúan en la vivienda y cuales vienes guaje dos se podrá llevar consigo el cónyuge, como así también se determinará, las medidas cautelares convenientes para la conservación del derecho de cada parte.
  3. En este punto, se fijará en la medida de lo posible, la contribución de cada cónyuge en lo referente a las cargas del matrimonio, incluido la litis expensas, se establecerán igualmente, las bases de actualización de las cantidades y se dispondrán los depósitos, garantías, así como otras medidas cautelares pertinentes.
  4. Se señalará, aquellos bienes gananciales o comunes que una vez se haya realizado el inventario, haya que entregar por parte de un cónyuge al otro, así como la reglas que se llevarán a cabo para la administración y disposición de dichos bienes, así como la obligación de rendir cuentas sobre los bienes comunes que se reciban o los que se adquieran en adelante.
  5. Se determinará igualmente, el régimen en lo relativo a la administración y disposición de los bienes privativos que por capitulaciones matrimoniales o escritura pública afecten especialmente a las cargas del matrimonio.

Siempre, las medidas provisionales, son de carácter urgente. En el momento en el que se presenta la demanda, los cónyuges podrán hacer sus vidas separadas así como cesar la convivencia conyugal, quedando revocados los consentimientos y poderes que ambos cónyuges se hubieran otorgado entre ellos.

Se deberá presentar un escrito en el juzgado del domicilio de la parte demandante, en el que quedarán expuestos los datos de las partes, los hechos así como las circunstancias que dieron lugar a la solicitud de las medidas que en su caso se solicitan; adjuntando en el escrito el certificado de matrimonio, el certificado de nacimiento de los hijos, así como otros documentos que acrediten las medidas que se solicitan.

Una vez presentada la demanda, el tribunal citará a los cónyuges y en el caso en que hubiese hijos menores de edad o incapacitados, al ministerio fiscal a una comparecencia en la que se tratará por todos los medios de llegar a un acuerdo entre las partes.

En la comparecencia, deberán acudir ambos cónyuges representados por sus correspondientes abogados y procuradores. En el caso de que una de las partes no asista sin causa alguna justificada, se considerará que los hechos alegados de contrario quedan admitidos. Por tanto, el juez acordará las medidas provisionales oportunas sin que quepa recurso alguno tras la incomparecencia. Las medidas acordadas así como sus efectos, subsistirán si dentro de los 30 días siguientes se presenta la correspondiente demanda de divorcio.

Medidas definitivas en la sentencia de divorcio

Se definen como aquellas medidas que se adoptan la sentencia de divorcio, haciéndose efectivas desde que se dicta la sentencia.

Las medidas definitivas, según el Código Civil, podrán ser modificadas cuando exista un cambio importante de circunstancias tanto personales como laborales de cualquiera de los cónyuges, pudiendo ser modificadas por el propio Ministerio Fiscal en base al artículo 775 de la LEC, siempre y cuando existan hijos menores de edad y  velando en todo momento por los intereses del menor o menores.

La modificación de medidas, puede ser solicitada de mutuo acuerdo por las partes, en donde se acompaña junto con la demanda un nuevo convenio regulador.

En resumen, podemos decir que el artículo 90 y 91 del CC, se expone que el Juzgador podrá modificar las medidas definitivas siempre y cuando se hayan solicitado por ambas partes de mutuo acuerdo o por una de las partes mediante una demanda contenciosa. Para uqe las mismas se modifiquen, es necesario que se hayan alterado de una forma importante las circunstancias de una de las partes o de las dos partes interesadas

Modificación e Incumplimiento de Medidas

Se puede dar el caso en que las medidas que en su día se adoptaron bien de mutuo acuerdo o bien judicialmente, teniéndose en cuenta una serie de circunstancias tales como laborales y personales se hayan visto alteradas de manera importante ( por ejemplo, que el cónyuge no custodio haya perdido su trabajo y no pueda hacer frente a la manutención de los menores..), en éste caso en el que exista una alteración sustancial de las circunstancias, se podrá solicitar la modificación de medidas, entendiendo como alteración sustancial de circunstancias lo siguiente:

  • Que exista una alteración circunstancial importante posterior de la sentencia de medidas definitivas dictada por el juzgador.
  • Que la modificación de las circunstancias sea esencial.
  • Que la alteración circunstancial no sea esporádica o transitoria. Sino que sea permanente.
  • Que el cambio de circunstancias sea permanente en el tiempo e imprevisto.
  • Que la alteración circunstancial no haya sido voluntaria o buscada.

En el caso de que se pretenda una modificación de medidas relacionadas con la guarda y custodia de los menores, será de gran importancia acreditar que la petición que se realiza, sea la mejor opción para el beneficio del menor ya que su interés prevalece por encima de todo.

Así las cosas, existen numerosos casos de que por temas de trabajo, el cónyuge no custodio se ha visto en la necesidad de desplazarse a otro país para poder trabajar y así alimentar a su hijo, por lo que en este caso se podría interponer una modificación de medidas ante el juzgado y así determinar un nuevo régimen de visitas así como de vacaciones.

Los casos referentes a las modificaciones de medidas pueden variar dependiendo de la situación en la que se encuentre en este caso el demandante. Y es que el campo en lo referente a esta materia, no sólo se ciñe a una disminución de la cuantía económica de la pensión de alimentos

En nuestro despacho de abogados, contamos con un equipo de expertos en la materia los cuales le asesorarán de su procedimiento y le indicarán de qué manera proceder.

Por regla general, el cliente se pone en contacto con nuestro despacho y el mismo, le concederá una cita para así asesorarle al respecto.

En el caso de que el procedimiento sea viable, se tratará de llegar a un acuerdo con la parte contraria para así evitar la vía judicial.

En el caso de que no exista acuerdo extrajudicial, esta parte interpondrá una demanda judicial en el juzgado de familia que corresponda, por regla general será el juzgado de familia donde resida la parte demandada o en su caso el menor de edad.

Una vez presentada la demanda,  la misma se tendrá que admitir a trámite por parte del juzgado para así notificar a la parte demandada para que conteste a la demanda en un plazo de 20 días hábiles. Una vez contestada la demanda por la parte demandada, el juzgado fijará un día para la celebración de la vista oral. En la vista oral, se presentarán todas las pruebas pertinentes para así acreditar que efectivamente ha habido un cambio de situación por parte del demandante. Una vez celebrada la vista, el juzgador dictará la correspondiente sentencia judicial.

No se encontramos a su entera disposición para su procedimiento de modificación de medidas, contando con la máxima experiencia y profesionalidad y con éxito en la totalidad de los casos que se han llevado a lo largo de los años.

En el caso de que cualquiera de los cónyuges incumpla de manera reiterativa las obligaciones en cuanto tuvo a los pagos derivados de las medidas provisionales adoptadas en el procedimiento de separación o divorcio, se le podrán interponer multas dependiendo de la cuantía adeudada. Igualmente, se podrá interponer un procedimiento de ejecución de bienes en donde se embarguen los bienes de aquel cónyuge que incumpla dichas medidas, con el fin de satisfacer las cantidades debidas con el patrimonio. Por tanto al cónyuge que incumpla las obligaciones de alimentos para con sus hijos, se le podrán embargar Los bienes correspondientes. Igualmente, el incumplimiento de la obligación de la pensión compensatoria puede dar lugar a la ejecución y embargo de los bienes.
Igualmente, se denomina obligaciones no económicas personalísima aquellas en que no se podrán realizar por otra persona hay sesión de aquella en la que recae dicha deber. En el caso en que se incumplan dichas obligaciones, se impondrán unas penas de multa que perdurarán el tiempo que sea necesario hasta que el cónyuge obligado, cumpla con la obligación establecida en cuanto a las medidas definitivas. Igualmente, en el caso en que se produzca un incumplimiento en lo referente al régimen de visitas por cualquiera de los cónyuges, se podría llegar a modificar el régimen de guarda y custodia y visitas.

Cuéntenos su caso y le llamamos. Imprescindible cita previa

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono *

Mensaje *

He leido y acepto la Política de Privacidad

Casos de éxito en medidas provisionales