Abogado de divorcio en Torres de la Alameda

Abogados de Divorcios en GuadalajaraEncontrarás en Torres de la Alameda una forma eficaz de disolver tu unión matrimonial. Nuestra compañía cuenta con los mejores abogados que encontrarán para usted las mejores soluciones, para que quede satisfecho con el proceso.

¿Por qué se produce el divorcio?

El divorcio tiene lugar cuando una pareja decide ponerle fin a su vínculo conyugal de forma definitiva. Para que esto ocurra tienen que existir de antemano una serie de motivaciones que los empujen a tomar tal opción.

Las causas pueden ser realmente variadas, inclusive puede ocurrir que la voluntad de separación venga de una y no de ambas partes de la relación. Pueden estar motivadas por razones psicosociales o jurídicas.

Causas psicosociales del divorcio

Suelen prescribir de problemas de la relación de noviazgo o inclusive producirse por no haber tenido suficiente tiempo de noviazgo para conocer a la otra persona. Muchas veces se relacionan con que la boda se dé por motivos apremiantes. Además puede agregarse:

  • Matrimonio de una pareja demasiado joven.
  • Casarse por beneficios económicos más que por afecto.
  • Problemas económicos que no logren solventarse tras mucho tiempo, el desempleo de una o ambas partes.
  • Otros: hábitos de higiene personal o hobbies que el otro no pueda tolerar, discusiones frecuentes por diferencias ideológicas extremas, problemas de adicciones, etc.

De igual forma, podemos mencionar otros problemas como diferencias con el grupo familiar de la pareja, la falta de atención por exceso de trabajo, la imposibilidad de tener hijos por una o ambas partes, etc.

Causas jurídicas del divorcio

Estas se corresponden directamente con las legislaciones específicas de cada país, y tienen que ver con lo que este prohíbe en el aspecto legal como la práctica de la bigamia o poligamia, o la violencia en el hogar. También entran este aspecto algunas enfermedades.

¿Qué ocurre cuando se pone en marcha el divorcio?

El proceso puede dar un cambio enorme en función de qué vía de separación maneje la pareja, es más factible hacerlo de forma amistosa, pero también se puede dar la opción de una disolución contenciosa.

La separación por mutuo acuerdo o amistosa es la más sencilla y económica de ambas, ya que se da cuando ambos cónyuges están de acuerdo con la disolución del matrimonio y colaboran en lo respectivo a la firma de documento y costeo de los gastos.

La esencia de esta modalidad consiste en la creación de una demanda de divorcio que será firmada por ambas partes, y que luego será entregada en el juzgado de Primera Instancia correspondiente a su localidad.

Sin embargo, esta no es la única forma. Si solo una de las partes desea la disolución del vínculo esta puede entregar la demanda de divorcio de igual forma, y luego junto con su abogado lograr que el otro cónyuge llegue a un acuerdo para firmar igualmente.

Aunque se requiere que hayan transcurrido tres meses desde el día de unión de lazos hasta la solicitud de divorcio se puede apelar a esta regla si uno de los esposos o sus hijos son víctimas de un ambiente que atente contra su integridad física o moral.

Indiferentemente de qué método se utilice para llevar a cabo la separación el primer paso siempre es el mismo: se debe presentar una demanda que ha de estar firmada por un abogado y un procurador. Puede darse el caso de que ambas partes compartan abogado.

Diferencias entre divorcio y separación

Para comenzar el gran aspecto definitorio del divorcio es la manera en la que es decisivo, es decir, una vez culminado el proceso no existen ya relación alguna a nivel legal entre la pareja. Por el contrario, la separación tiende a ser más temporal.

Nos referimos a que siempre existe la posibilidad de que una pareja separada vuelva a juntarse y simplemente se anulen los procesos de la separación, mientras que una vez realizado el divorcio no se puede contemplar una vuelta atrás.

A nivel legal una pareja que se encuentra separada sigue siendo un matrimonio, por lo cual los cónyuges no pueden contraer nupcias con terceros hasta no haber realizado un proceso de divorcio.

Lo que si pueden obtener ambas partes separadas es la interrupción de su convivencia en el hogar, es decir, que son libres de residir por separado y además se detiene la vinculación de bienes materiales.

Tipos de divorcio

Podemos distinguir entre tres modalidades de divorcio que se pueden dar entre las partes, la elección de una dependerá enteramente de la relación que mantengan los cónyuges:

Divorcio de mutuo acuerdo

Este se celebra cuando ambos cónyuges llevan una relación relativamente amistosa, que les permite ponerse de acuerdo de los términos de la separación, desde la firma de los documentos que deben ser consignados hasta las concesiones que deben hacerse.

Para poder llevar a cabo esta demanda es necesario la presentación del certificado literal de matrimonio, el certificado de nacimiento de los hijos y una propuesta de convenio regulador además del convenio firmado por ambas partes del matrimonio.

Se debe prestar suma atención a la creación del convenio regulador, sobre todo si se tiene hijos, porque es el que decidirá puntos importantes como la patria potestad, guardia y custodia, régimen de visitas de los hijos, pensión de alimentos y pensión compensatoria.

Divorcio Express

Es ideal si lo que se busca es una disolución rápida, sencilla y económica. Cabe destacar que se dan usualmente en los matrimonios de mutuo acuerdo y corresponden a una agilización de los procesos legales para ser culminados lo más pronto posible.

Divorcio contencioso

Este tiene lugar cuando no se realiza por igual voluntad de ambos cónyuges, sino que uno de ellos demanda al otro para ejercer la extinción de su vínculo matrimonial, pudiendo alegar o no causas justificables.

Es un proceso que suele llevar mucho tiempo, y requiere de ambas partes la mayor resistencia posible, pues requerirán de esfuerzo, tiempo y dinero para sacarlo adelante. A pesar de que suelen perdurar más en el tiempo se sigue recomendando encontrar la vía de mutuo acuerdo.

No conlleva a ningún beneficio extra sobre las otras dos modalidades, al culminar este proceso aún se habrá hecho la asignación de patria potestad, de la custodia de hijos menores de edad, de las pensiones que deben ser canceladas e incluso el régimen de visitas.

En Juriscentrum abogados, tras la experiencia de haber dedicado años a solucionar procedimientos matrimoniales, llegamos a la conclusión que la mejor solución al conflicto es conseguir tramitar el divorcio de mutuo acuerdo. Nuestros abogados en Alcalá de Henares le informarán detalladamente de todo el proceso.

Cuéntenos su caso y le llamamos. Imprescindible cita previa

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono *

Mensaje *

He leido y acepto la Política de Privacidad