El derecho a heredar

El testamento se define como el acto en el que un sujeto dispone acerca del destino de sus bienes una vez fallecido.

En este punto y para así evitar problemas en el futuro, es imprescindible contar con un abogado que le informe acerca del tipo de testamento que sería de aplicación para tal fin.

Se encuentran capacitados para realizar testamento aquellas personas mayores de 14 años; las personas que no se encuentren incapacitadas  judicialmente. Para conocer acerca de La validez del testamento en base a la capacidad del testador para otorgarlo, habría que remontarse a la fecha en el que el testamento se otorgó y así ver las facultades mentales que poseía en dicha fecha.

Los testamentos se clasifican en dos:

  1. Testamentos comunes: testamento ológrafo; testamento abierto; testamento cerrado.
  2. Testamentos especiales.

Testamento ológrafo

Se define como aquel testamento realizado a mano de puño y letra por el causante con anterioridad a su fallecimiento. Tendrá que haberse redactado totalmente por el causante y deberá ir firmado así como quedar reflejada la fecha en la que el mismo se realizó.

Las personas que pueden realizar este tipo de testamento, deberán haber alcanzado la mayoría de edad.

Dicho testamento, deberá ser presentado en el Juzgado de Primera Instancia donde el causante tenía su domicilio antes de fallecer, para así poder convalidar dicho testamento. El plazo que se tiene para ejercitar dicha convalidación es de cinco años desde el momento en el que fallece el causante. Igualmente, es obligatorio que la persona que posee dicho testamento, en el plazo de diez días desde que conoce el fallecimiento del testador, presente el mismo en el Juzgado ya que en el caso de no presentarlo será responsable de los daños y perjuicios que se originen.

Con posterioridad, el Juez procederá a abrir testamento citando así a los testigos para verificar que la letra que consta en el testamento coincida con la letra del causante. Por norma general, los testigos se corresponderán con el cónyuge viudo, los ascendientes y descendientes.

Finalmente y habiendo verificado que la letra del testamento corresponde con la letra del testador, el Juez formalizará el testamento y en ese momento se iniciarán los procedimientos de partición y adjudicación de la herencia.

Testamento abierto

Se define como aquel testamento otorgado ante el Notario, el cual conserva el testamento original.

En este tipo de testamentos, será necesario que intervengan dos testigos en el caso de que el testador:

  • Se encuentra impedido para firmar.
  • Fuera ciego.
  • No pudiera leer el testamento o no supiera leer.
  • En el caso de que sea solicitado por el notario.

Los testamentos abiertos especiales serán otorgados en las siguientes situaciones:

  • Por peligro de muerte bien por enfermedad, guerra o catástrofe…, el testamento se realizará con la presencia de cinco testigos sin ser necesaria la presencia de Notario.
  • Por peligro de contagio por epidemia: será necesaria la intervención de tres testigos siempre mayores de 16 años.

En cualquiera de los dos supuestos, prescribe a los dos meses desde el momento en que cesa el peligro de muerte o el riesgo de epidemia. En el caso de que el testador fallezca sin haber formalizado el testamento en el Juzgado en un periodo de tres meses, dicho testamento no sería válido.

No podrán ser testigos las siguientes personas:

  • Los menores de edad.
  • Las personas ciegas, sordas y mudas.
  • Los que hablen un idioma diferente al testador y no lo entiendan.
  • Los incapaces
  • El cónyuge y los parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad así como los que trabajen con él.
  • Los legatarios y herederos así como sus cónyuges y parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad. Y los legatarios así como sus cónyuges que se encuentran excluidos.

Testamento cerrado

En este tipo de testamento, el testador, sin haber revelado su última voluntad, declarará que la misma se encuentra en un pliego que ha sido entregado al Notario.

Éste clase de testamento, puede estar escrito de diversas formas tales como:

  • De puño y letra por el testador.
  • De forma mecanografiada e incluso escrito por una tercera persona. Igualmente, el testador tendrá que firmar todas y cada una de las hojas. En caso de encontrarse impedido para firmar las hojas, deberá alegar el motivo y nombrar a la persona que desea que firme el testamento en su propio nombre.

Hay que dejar claro que no podrán firmar testamento aquellas personas que estuvieran ciegas o aquellas personas que no puedan o sepan leer.

Aquellas personas que sea muda pero sepa escribir, podrán otorgar testamento cerrado siendo necesario para ello que dicho testamento vaya firmado en todas las hojas así como en el sobre.

Con posterioridad, el testamento se guardará en un sobre de tal manera que no nadie pueda sacarlo sin antes romper el sobre y siendo custodiado el mismo por el Notario.

El testador ha tenido que dejar claro en el acto, que en el sobre, se encuentra su testamento así como aclarar que él mismo ha sido quien lo ha realizado o en su defecto el testamento haya sido escrito y firmado por una tercera persona designada por el  testador.

Posteriormente, el Notario procederá al levantamiento del acta de otorgamiento en el mismo sobre donde se encuentra el testamento. Una vez autorizado, el testador si así lo desea podrá conservar su testamento y entregárselo a un tercero para que lo custodie o simplemente, podrá depositarlo en los archivos Notariales.

El Notario así como la tercera persona que posea el testamento cerrado, deberá informar al Juez en un plazo máximo de 10 días desde que se entere del fallecimiento del testador; en caso de no hacerse, se hará cargo de los perjuicios que cause el retraso.

Se puede dar el caso de que el testamento sea robado, ocultado o destruido, es por lo que el culpable no tendrá derecho alguno sobre dicha herencia.

Testamentos especiales

Dentro de éste grupo se podría incluir el testamento realizado en el extranjero, el testamento militar y/ o el testamento marítimo.

En circunstancias de guerras, se permitirá a cualquier militar otorgar testamento delante de un oficial con rango no menor al de Capitán o incluso ante el médico en caso de que se encuentre enfermo de gravedad.

Este tipo de testamento, será enviado al cuartel General y finalmente al Ministerio de Defensa, el cual se encargará de remitirlo al Juez del domicilio del testador para que se proceda a citar a los herederos y legatarios en la sucesión.

El plazo de caducidad para éste tipo de testamentos es de cuatro meses desde que el testador cesa en campaña.

Igualmente, dicho testamento, puede otorgarse verbalmente ante la presencia de dos testigos siendo ineficaz una vez que no exista peligro alguno.

El testamento que sea otorgado en un viaje por el mar es perfectamente válido.

Se puede dar el caso de que el testador se encuentre en un buque de guerra y desee otorgar testamento, el mismo será realizado ante el comandante del buque y si el buque es mercante, se realizará ante el capitán siendo en cualquier caso necesaria la presencia de dos testigos elegidos  de entre los pasajeros del buque.

En el caso de que el testamento lo otorgue el Capitán o Comandante, se deberá realizar ante aquellas personas que se encuentren capacitadas para sustituirles.

Llegado a un determinado puerto en donde exista representación diplomática española, se procederá a entregar el testamento y los mismos serán enviados a España. Éste tipo de testamentos, tienen un plazo de cuatro meses desde el día en el que se desembarcó.

Por otro lado, las personas que tengan nacionalidad española, podrán realizar testamento siempre y cuando se sigan las normas establecidas del país en el que se realiza. Igualmente, el testamento se podrá otorgar ante un diplomático o agente diplomático que se dedique a las funciones notariales en el país extranjero en el que se encuentre el testador.

Las disposiciones testamentarias pueden ser revocadas y anuladas y se entenderá que el testamento queda revocado cuando el testador haya realizado otro testamento a posteriori o cuando realiza alguna declaración notarial en la que suprime todas o alguna de las clausulas del testamento.

La revocación, deberá de realizarse con los mismos requisitos que se exigen para otorgar testamento. En el caso de haberse otorgado varios testamentos, tendrá validez el último.

Para poder averiguar cuántos testamentos han sido otorgados, habrá que acudir al certificado de las últimas voluntades el cual habrá que solicitarlo en el Registro General de Últimas Voluntades. Dicho certificado se emitirá transcurridos quince días desde la muerte del causante.

Cuéntenos su caso y le llamamos. Imprescindible cita previa

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono *

Mensaje *

He leido y acepto la Política de Privacidad