Incapacidad temporal

Se define como aquella situación en la que se encuentra un trabajador en la que debido a una enfermedad, se encuentra de baja laboral y baja médica y se encuentra imposibilitado para poder trabajar durante un periodo de tiempo, necesitando asistencia sanitaria por parte de los servicios médicos de la seguridad social.
La situación de incapacidad temporal, puede ser derivada de:

  • Enfermedad común.
  • Accidente laboral.
  • Accidente no laboral.
  • Enfermedad profesional

Cuando el trabajador es dado de alta por el médico que corresponda (bien el médico de la mutua o bien por la Inspección médica de la Seguridad Social) tendrá cuatro días para interponer una reclamación previa en el caso de encontrarse disconforme con dicha alta médica.

La incapacidad temporal, se da por diferentes situaciones tales como:

  • Por una situación de enfermedad común, profesional o accidente, en el momento que el trabajador se encuentra recibiendo asistencia sanitaria y se encuentra imposibilitado para realizar su trabajo.

El periodo máximo para estar en situación de incapacidad temporal, es de 12 meses los cuales pueden prorrogarse a 6 meses más por parte de la Inspección médica.

Una vez agotados los 18 meses, se procederá de oficio por parte del INSS, a iniciar un expediente de incapacidad permanente.

En el caso de que el trabajador necesita seguir en tratamiento médico existe la posibilidad de retrasar la calificación durante un periodo de 24 meses (demora de calificación), con el objetivo de que se recupere y se reincorpore en su puesto de trabajo.

En el caso en que la incapacidad temporal haya sido por un accidente de trabajo o enfermedad profesional, las patologías que padece, tendrán que ser recogidas en el cuadro de enfermedades profesionales y o en su caso, demostrar que dicha patología ha sido consecuencia del desempeño de su actividad laboral.

Los beneficiarios de una incapacidad temporal deben cumplir lo siguiente:

  • Encontrarse afiliados a la Seguridad Social y/o en situación de asimilada el alta.
  • Encontrarse tratándose de una enfermedad o patología.

Por otro lado, tienen derecho al subsidio por incapacidad temporal:

  • Aquellos trabajadores que han sufrido un accidente o enfermedad profesional, al día siguiente al de la baja laboral. En este caso, el salario íntegro le corresponde al empresario.
  • Aquellos trabajadores que han sufrido un accidente no laboral o enfermedad común; a partir del cuarto día de baja en su trabajo por el accidente o enfermedad.

Cuéntenos su caso y le llamamos. Imprescindible cita previa

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono *

Mensaje *

He leido y acepto la Política de Privacidad