Negligencia médica en la cirugía estética

La cirugía estética en la actualidad, es una práctica cada vez más habitual, debido a la gran importancia que ha cobrado la apariencia física.

Podemos decir, que la cirugía plástica,  se divide en dos partes:

  • Cirugía estética.
  • Cirugía reconstructiva.

Se define cirugía reconstructiva a aquella que tiene finalidad funcional, no solamente estética. Dicha cirugía, se lleva a cabo para la reparación de estructuras del cuerpo que  por cualquier causa, resultaron dañadas (enfermedades, problemas congénitos…).

La cirugía estética, es una tipología médica no curativa, cuya finalidad fundamental es el de la consecución de un aspecto físico mejorado, con la finalidad a su vez de que aumente su atractivo a nivel físico así como la autoestima del paciente.

Dicha cirugía no se encuentra cubierta por la Seguridad Social.

Es de gran importancia que el paciente se ponga en manos de un profesional facultativo experto en cirugía plástica, comprobando que dicho profesional posee la titulación  de cirujano plástico, que las operaciones son realizadas en una clínica y/o Hospital.

En la actualidad, es más común los casos en los que una persona sometida a una cirugía no quede satisfecha por el resultado de su intervención. Es por lo que hay que tener en cuenta que tanto el paciente y el cirujano existe un contrato por el que se obliga al facultativo a la consecución del resultado que en su día se pactó. De no ser así, podría ser objeto de una reclamación.

Igualmente, el médico está obligado a mostrar al paciente el consentimiento previo de dicha operación, en donde vengan reflejadas todas las posibles complicaciones que puedan darse durante el desarrollo de la intervención, dicho consentimiento por parte del paciente, tendrá que darse de forma voluntaria y libre.

Se han dado casos en los que tras la operación, pueden quedarse cicatrices antiestéticas y lesiones que afecten gravemente a la salud del paciente. Es por lo que si el paciente siente haber sido víctima de una actuación negligente por parte del cirujano, habrá que valorar la posibilidad de que exista una negligencia médica.

Para iniciar dicho proceso, es de gran importancia contar con un abogado especializado en la materia en colaboración con un perito médico de valoración de daño corporal.

Para que el caso sea viable y poder reclamar, es de gran importancia demostrar que el daño que el paciente sufre, ha sido consecuencia de una mala praxis por parte del facultativo y que es motivo de negligencia.

Cuéntenos su caso y le llamamos. Imprescindible cita previa

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono *

Mensaje *

He leido y acepto la Política de Privacidad