Errores en diagnósticos

Los errores médicos en cuanto al diagnóstico del paciente, suelen estar presentes en la medicina.

En este tipo de casos, la responsabilidad por los errores diagnósticos se le exige al médico que haya realizado las comprobaciones así como los controles necesarios.

Existe el denominado error de tratamiento que consiste en recomendar un tratamiento inadecuado e inefectivo en base a la enfermedad o patología que padece el paciente.

Para poder evaluar la responsabilidad por un error diagnóstico, hay que centrarse en dos factores; en primer lugar habrá que examinar los conocimientos, circunstancias y facultades del médico aplicar y examinar los distintos protocolos, guías etc.. aplicables en ese momento.

Por lo que el retraso o ausencia en la realización de las diferentes pruebas que por la historia clínica y sintomatología del paciente tendrían que haberse efectuado o se efectuaron obviando el resultado de las mismas dan lugar a la responsabilidad del facultativo el cual por el error diagnóstico, le ha ocasionado al paciente graves lesiones y secuelas.

Hay que resaltar que existe numerosa jurisprudencia al respecto donde se castiga la actuación negligente del profesional médico. Con el fin de evitar un comportamiento erróneo causante de un daño grave con resultados de fallecimiento en ocasiones y por supuesto, si el error podría haber sido evitado, dicha actuación negligente es completamente sancionable.

Resulta en ocasiones complicado determinar la existencia de actuación médica negligente por error de tratamiento o diagnóstico, aunque existen algunos casos totalmente claros a este respecto tales como: error en aplicación de anestesia; la incorrecta protección en la aplicación de la radioterapia, incorrecta evaluación de los efectos secundarios en un tratamiento, falta de seguimiento de un paciente por una determinada enfermedad…

Por todo ello, cabe la reparación del daño causado al paciente mediante la correspondiente indemnización al paciente, incluso a las familias en caso de fallecimiento.

En el caso de la oncología, las negligencias médicas originadas por un retraso o por error diagnóstico son numerosas así como la incorrecta aplicación del tratamiento oncológico correspondiente.

Y es que no llegar a diagnosticar a tiempo una enfermedad oncológica, podría causar al paciente el fallecimiento debido a que el paciente podría haberse salvado o haber tenido una mejor calidad de vida.

La pérdida de la oportunidad, como resalta la jurisprudencia, es motivo de indemnización al paciente por los daños causados puesto que se le ha privado de la posibilidad de curación.

Cuéntenos su caso y le llamamos. Imprescindible cita previa

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono *

Mensaje *

He leido y acepto la Política de Privacidad