Sanidad privada

En el caso de que la negligencia médica se haya cometido en la sanidad privada, el procedimiento se inicia con una demanda en los tribunales de justicia por responsabilidad civil contra aquel o aquellos que ocasionaron el daño.

En este caso, nos encontraríamos ante un procedimiento que se inicia en los tribunales de justicia  y que la prescripción para dichos casos es de 15 años (responsabilidad contractual) aunque en ocasiones podría ser de un año por la responsabilidad extracontractual. Dicho plazo comenzaría a computar desde que se comete el error o la acción negligente (fallecimiento del paciente) o desde que la lesión grave se estabilice.

Los conceptos que abarca la indemnización por negligencia, son varios:

1. Por un lado, nos encontramos con los daños personales y que los mismos abarcan:

  • Lesiones permanentes: dicho concepto englobaría las secuelas que se originaron por el error médico.
  • Incapacidad temporal, se define como el tiempo en el que las lesiones del paciente han tardado en sanar a consecuencia de la mala praxis médica.
  • Daño moral, se define como la angustia y el mal estar generado de sufrimiento por el que el paciente ha tenido que pasar tras sufrir dicha negligencia médica. Éste concepto no solo engloba al paciente en sí, sino también a los familiares del mismo debido a que lo han sufrido a su lado, considerándose ellos también víctimas de dicha acción.

2. Por otro lado, tenemos los daños materiales. Dicho concepto englobaría lo siguiente:

  • Daño Emergente: dicho concepto engloba la totalidad de los gastos económicos que la víctima de la negligencia médica ha tenido que soportar (rehabilitación, intervenciones posteriores, gastos médicos…) .
  • Lucro Cesante: se define como la pérdida de la capacidad económica de la persona que ha sufrido la negligencia médica es decir, lo que ha dejado de percibir mensualmente o anualmente en su trabajo por encontrarse de baja médica.

Para finalizar, habría que destacar la figura del perito médico de valoración de daño corporal. Hay que decir, que es de gran relevancia contar con un perito experto en la materia, el cual deberá estudiar a la perfección la materia y será quien informe y reafirme la existencia o no de negligencia médica.

Con posterioridad, se emitirá un informe pericial donde se concretará cual fue el error médico cometido, todo fundamentado, estableciéndose en todo momento el nexo causal entre dicha negligencia médica y el daño ocasionado a la víctima.

Cuéntenos su caso y le llamamos. Imprescindible cita previa

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono *

Mensaje *

He leido y acepto la Política de Privacidad