El hecho de desheredar a un hijo lleva consigo negarle su herencia; de hecho, supone incluso privar al hijo de la legítima que le correspondería como heredero forzoso. Una herencia por ley se divide en numerosas partes que, en base a la legislación actual, tendrán que respetarse.

Romper la herencia con un hijo

Una de las partes se llama tercio de legítima correspondiendo dicha parte a los herederos forzosos. Es decir, sea cual sea la causa, el descendiente o hijo tiene derecho a ser llamado para heredar. Sin embargo, sí que es posible desheredar a un descendiente ya que así lo contempla el código civil actual concretamente en los artículos 848 y siguientes del mismo código. El desheredar a un hijo, tiene que ser manifestado tácitamente en el testamento.

¿Por qué puedo desheredar a un hijo?

Existen diversas causas por la que la ley permite desheredar a un descendiente o hijo, estas son las siguientes:

  • Haber maltratado o injuriado gravemente al causante.
  • En el caso de que el causante o testador fuera acusado de un delito falso que lleve acarreado una pena de prisión.
  • En el caso de que el sucesor se haya negado en algún momento a dar alimentos al testador sin ninguna causa justificada.
  • Si el heredero ha intentado asesinar al testador así como a su cónyuge, descendientes o ascendientes.
  • En el caso de que el heredero obligue al testador a realizar o modificar el testamento bajo fraude, violencia u opresión.

¿Qué consecuencias tiene desheredad a un hijo?

Existen numerosas excepciones en el caso de desheredar a un hijo que se tendrán que tener en cuenta. Así las cosas, en el caso de que haya reconciliación entre el testador y el heredero, se consideraría nulo dicho testamento.

Hay que decir que es difícil probar las causas que con anterioridad se mencionaron. Podemos decir que los juzgados a la hora de iniciar un procedimiento de tal envergadura velan más por el heredero que por el causante (testador).

¿Cómo desheredar a un hijo?

Para poder desheredar a un descendiente directo hay que manifestarlo expresamente en el testamento. En el documento tendría que figurar los datos de la persona que se vaya a desheredar de una forma clara; igualmente, el testador podrá manifestar su intención por escrito, de tal manera que el hijo perdería su parte de la legítima; pero esto no quiere decir que pueda ser considerado heredero.

Sentencia para desheredar a un hijo

Un testador podrá manifestar tácitamente en el testamento el deseo de desheredar a su descendiente directo; sin embargo, el heredero tiene derecho a reclamar. En este caso se iniciaría un procedimiento en el que únicamente habría que demostrar que lo que el causante o testador en su día manifestó era completamente falso.

Es bastante complejo que el desheredado pierda, puesto que a la hora de dirimir dicha controversia en un juicio estamos hablando de una persona o heredero que está viva frente a otra llamada testador que se encuentra fallecida

¿Quién puede desheredar?

Únicamente podrá desheredar aquella persona que tenga capacidad para otorgar testamento. Existen varias excepciones:

  • No podrán otorgar testamento los menores de 14 años o aquellas personas que se encuentren incapacitadas o que tengan mermada su capacidad mental.
  • Por otro lado, podemos decir que en los testamentos ológrafos (aquellos realizados de puño y letra por el testador) el testador tendrá que ser mayor de 14 años entre otros requisitos y restricciones que se pueden encontrar en los artículos 688 y siguientes del código civil español.

¿Puedo ser desheredado?

Podrán ser desheredados solamente los legitimarios y los herederos forzosos es decir: el cónyuge, hijos y descendientes y finalmente padres y ascendientes.

¿Cómo desheredar?

Las causas para desheredar a los descendientes son principalmente:

  1. Negar sin motivo alguno los alimentos al ascendiente que le ha desheredado.
  2. A ver maltratado físicamente o injuriado gravemente al testador.
  3. Por otro lado, el desheredar a ascendientes y descendientes, viene regulado en el artículo 756 de nuestro código civil y podríamos resumirlo en los siguientes puntos:
    • Haber perdido en el pasado la patria potestad por las causas recogidas en el artículo 160 de nuestro actual código civil.
    • Negar en un pasado los alimentos a los descendientes e hijos sin causa justificada.
    • El atentar uno de los progenitores contra la vida del otro.

Además, serán causas legítimas para desheredar al cónyuge los siguientes supuestos:

  1. Incumplir grave mente y de forma reiterada los deberes para con el otro cónyuge.
  2. Las causas cuyo resultado fuera la pérdida de la patria potestad.
  3. Haber negado los alimentos al otro cónyuge y a los hijos.
  4. Atentar contra la vida del cónyuge testador.

A la hora de iniciar un procedimiento judicial, y para que la desheredación prospere, se tendrá que alegar las causas justificadas en base a la legislación actual, puesto que, de lo contrario, el procedimiento de desheredación podría declararse nulo.

Desheredación justa

Nos referimos al concepto de desheredación justa cuando la misma ha cumplido los requisitos y condiciones expuestos con anterioridad para llevar a cabo la misma.

Dicho concepto llevará consigo los siguientes efectos:

  • El sujeto desheredado perderá el derecho a recibir la legítima. Igualmente, tampoco tendría derecho, en el caso de que se diera la situación, de sucesión intestada; es decir, que la sucesión se lleva a cabo sin testamento.
  • Las donaciones realizadas no serán revocadas puesto que para ello sería necesario iniciar la revocación en el plazo máximo de un año.
  • Por otro lado, y en lo referente al cálculo de la legítima, en ninguno de los casos se va a tener en cuenta al sujeto desheredado, pero si a los descendientes de este.

Hay que distinguir dos situaciones que nos podemos encontrar:

  1. En el hipotético caso que la persona desheredada tuviera descendientes o hijos estos ocuparían el lugar del desheredado, conservando así los derechos como herederos forzosos de la legítima.
  2. En el caso de que el desheredado no tenga descendencia, su parte de legítima correspondiente incrementará la parte de los demás colegitimarios.

¿Qué es la desheredación injusta?

La desheredación Injusta, única y exclusivamente podrá ser declarada por un juez tras iniciar el procedimiento judicial correspondiente. Para ello, el juez tiene que entender que:

  • La desheredación fue llevada a cabo sin causa alguna.
  • Que la causa no se haya probado. Ello conlleva a que si el desheredado se opusiera a la causa alegada por el testador, tendrían que ser los herederos quién es probasen La certeza de la misma.
  • Que la causa alegada no venga recogida en las causas legales previstas en nuestro código civil.

Así las cosas, y en la declaración de desheredación injusta, anularía la institución de heredero siempre y cuando perjudique al desheredado.
Desheredar sin sentencia

Ley de sucesiones en España

Hay veces que en las familias puede haber problemas y es que el dicho de que «en todas las familias se cuecen habas» es completamente cierto, por lo que algunos problemas y graves enfrentamientos pueden dar lugar a desheredar a un hijo por diversas causas.

Podemos decir, que, en nuestra legislación española, la herencia se divide en tres partes. De hecho, los bienes de una herencia se deberán repartir de una forma pautada. En España, la legislación funciona de la siguiente manera:

  • Si existen hijos y o descendientes directos (legitima): quiere decir que se obliga a cualquier sujeto que goce de descendencia viva a dejarle 1/3 de los bienes. En el caso de los hijos, lo normal es que a todos los hijos los nombres herederos por igual.
  • En el caso de existir hijos u otros descendientes: la mejora es una parte la cual se otorga obligatoriamente a los descendientes directos. Por eso se le llama mejora, puesto que permite marcar la diferencia de lo que se deja en testamento a un hijo y a otro.
  • Libre disposición: es el otro tercio de la herencia, ello lleva consigo a disponer libremente de dicho bien, ya sea para dejarle esa parte a una tercera persona no relacionado con la familia a otros familiares o incluso a instituciones. En nuestro país, es completamente imposible dejarle nuestra herencia aquellos que deseemos dejársela, salvo el tercio de libre disposición.

Llama a la atención que numerosas familias se peleen y discutan por la distribución de dicha herencia ya que el impuesto fiscal al que está sometida la herencia supone incluso el plantearse renunciar a la misma debido a las cargas económicas fiscales que ello conlleva.

Por otro lado, podemos decir que existen legislaciones forales respecto a este tema dependiendo de las comunidades autónomas en donde se dé. Por ejemplo, en el País Vasco sí que existente la posibilidad de que un hijo no reciba los bienes de una herencia. Para que se dé este caso, es suficiente únicamente que no se incluya en el testamento.

Por lo que, en este punto, es posible no hacer alusión a un heredero en el testamento y esto es igual que desheredarlo. Mientras que en otra comunidad autónoma el heredero forzoso podría iniciar un procedimiento judicial para reclamarlo con probabilidades altas de ganarlo, en el País Vasco, con no hacer alusión al heredero en el testamento, es más que suficiente para desheredarlo.

Únicamente se podrá recurrir a la normativa del País Vasco siempre y cuando el testador resida allí. No nos podremos acoger a dicha legislación con un cambio de residencia sin justificar. La legislación es independiente del origen de los descendientes, hijos y de la residencia.

Requisitos para la desheredación

Debido al carácter tan restrictivo de la desheredación, esta deberá cumplir con ciertos requisitos formales para que la misma no pueda ser declarada nula.

Requisitos para desheredar a un hijo

El requisito fundamental es que se deberá hacer en testamento e igualmente matizar con precisión el legitimario que será en un futuro desheredado.

¿Puedo arrepentirme de haber desheredado a mi hijo?

Cabría la reconciliación entre el desheredado y el testador al igual que el perdón por parte del testador y ambos conceptos pondrían fin a la desheredación, aunque hay que matizar que son diferentes:

  • La reconciliación: este punto es un acuerdo entre el testador y el heredero que puede darse de forma expresa o tácita; son actos que requieren necesariamente del perdón.
  • Mientras que el perdón, se define como el acto unilateral del testador, por lo que se deberá realizar de forma expresa el documento público.

La reconciliación podrá darse con anterioridad o posterioridad a realizar el testamento. Si la reconciliación es anterior, lógicamente impediría que el testador pueda desheredar; en el caso de que la reconciliación sea posterior, dejaría sin efecto la desheredación realizada.

La impugnación de la desheredación por parte del hijo desheredado

En este punto, exclusivamente compete a los herederos el probar que la causa de desheredación es cierta, por lo que es necesariamente importante reunir las pruebas necesarias.

Efectivamente, la ley actual protege al desheredado, por lo que los herederos podrán realizar la partición sin intervención del desheredado, corriendo el riesgo así de que el desheredado pueda impugnar e iniciar un procedimiento judicial en cualquier momento.

Comentarios

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Escortpormadrid